Escoger el terreno es una de las tareas que pueden causar que tu casa tenga el diseño perfecto. 

 Es recomendable que comiences a ver diferentes terrenos antes de comenzar con el diseño de la casa. Puedes pedirle asesoría a tu arquitecto, él sabrá mejor que nadie como asesorarte.

 Tu arquitecto necesita visitar el terreno y analizar cada posibilidad de incorporar las mejores cualidades del contexto donde se emplaza la casa al diseño.

No importa si quieres una casa normal en un terreno normal. Cada terreno tiene sus propios atributos y ventajas que aprovechar y esto lo haremos por medio del diseño.

 

Debes asegurarte de tener una idea de cómo será tu casa antes de decidirte a comprar cualquier terreno.

Consejo 1: Verifica la zonificación del terreno

Mira, aunque resulte realmente obvio, todos los terrenos tienen limitantes específicas de la zona en que se encuentran. 

 El terreno tiene otros sitios colindantes y estos están agrupados dentro de una categoría en un libro específico con un código al lado que dicta: qué puedes construir en el, qué no puedes construir, e incluso cómo lo puedes construir. 

 Si, alguien tomó todas estas decisiones y tu y yo ni nos enteramos. 

 Entonces, debes revisar que uso tiene el terreno. Hay usos residenciales, comerciales, institucionales, etc.

 De igual forma, es bueno que te informes cuales son las principales restricciones que tiene el terreno sobre la futura construcción que albergará. Esto es la distancia mínima a respetar con el vecino, la altura máxima que puede tener tu casa, entre otros.

 Además, un dato importante es el área de constructibilidad que tiene el terreno. Por ejemplo, un terreno de 300m2 es el área neta a la que deberás luego reservar áreas de retiro con el vecino y el área pública. Por lo que esos mismo 300 m2 podrían reducirse a 250m2 construibles.

 Este efecto podría ser menos evidente en parcelas de mayores dimensiones pero en el ciudad si que marca la diferencia.

Consejo 2: Verifica la zonificación del vecino.

 

Es importante prever qué usos tienen las zonas cercanas al terreno ya que de estas dependerá el valor final de la vivienda.

 Una recomendación seria que te hagas una idea clara del tipo de vecino que te gustaria tener una vez tu y tu famila se muden en su nueva casa.

 Habrás notado que hay terrenos con valores muchos más elevados que otros y es que el contexto donde se encuentra el terreno tiene mucho que ver. 

 Por ejemplo condominios que tienen un parque de golf como vecino tiene mayor valor por que hay altas probabilidades que no exista en el futuro una construcción que cambie drásticamente el paisaje y convivencia dentro de la comunidad.

 Puede pasar que si no revisas antes la zonificación de por lo menos unos 10 km a la redonda aparezcan sorpresas realmente frustrantes. Un ejemplo típico es de gente que compra un terreno y termina frustrada luego de que se construye un aeropuerto en un espacio que estaba previsto como tal desde hace mucho. Esto podría, evitarse haciendo una pequeña investigación antes de comprar el terreno.

 Información que solicitas fácilmente en la oficina de la municipalidad correspondiente.

Consejo 3: Verifica las conexiones al alcantarillado y agua potable

 

Si estás comprando un terreno o parcela que no tiene conexión de agua potable ni alcantarillado debes asegurarte del valor que esto puede repercutir en tu presupuesto.

 Esto lo podemos determinar con un test de percolación. Es un test es muy simple y te dejo un link para que veas que es realmente fácil de hacer o solicitar.

 Un test de percolación nos ayuda a determinar la velocidad con que el terreno absorbe el agua.

 Por ejemplo, un terreno muy duro es muy lento en absorber el agua residual de la fosa séptica al contrario que uno muy arcilloso puede absorber agua demasiado rápido. Todo esto influye en el diseño que requeriría una fosa séptica, dinero que saldría de tu presupuesto. Una fosa séptica más costosa sería un resultado de comprar un terreno desfavorable.

 Además, si un terreno no tiene conexión al agua potable, deberá considerar la construcción de un pozo. El valor de este dependerá de la profundidades a la que se deba llegar para encontrar agua potable.

 Es muy recomendable preguntar si el terreno ya cuenta con pozo o puedes preguntar a los vecinos si es que ellos tienen pozos, eso te dará una idea de la inversión adicional al terreno que debes considerar en el presupuesto.

En resumen

Hasta aquí hemos conversado sobre dónde, en qué lugar de la zonificación de tu ciudad, del pueblo y de la comunidad se encuentra localizado el terreno el cual será como el lienzo para el arquitecto y para ti. 

Yo soy de la idea de que el el diseño de tu casa ideal debe nacer desde el terreno y nunca forzar ningún diseño.

Como ves debes hemos aplicado un zoom que va desde lo más general, hasta lo mas especifico.

La elección del terreno no puede quedar descuidada ni juzgada meramente por el precio. Ni siquiera si es una ganga. 

No compres solo por que el lote está a buen precio por que seria como comprar una prenda de vestir que está en oferta pero que no nos queda con la ilusión de perder peso para usarlo.

Esto a mas de a uno nos ha pasado y en mi caso nunca ha funcionado.

 

Las preguntas más importante que debes plantearte antes de comprar el terreno son: 

1- ¿Este terreno se ajusta al tipo de casa que quiero construir? 

2- ¿Cuáles son los usos y las restricciones de ese terreno? Retiros con el vecino, límites de altura y de construcción)

3-¿Que hay alrededor del terreno? (Toma una capture de la zona para marcar accesos principales, equipamiento cercado, un mapa con marcas, ¿algún vecino no deseado?)

4- ¿El terreno tiene conexion al alcantarillado y agua potable? Revisa la factibilidad de estos servicios – Costos asociados pueden afectar tu presupuesto final.

 

¡Muchos éxitos en tu proyecto!

Sandra